Tarta de chocolate blanco

Esta semana os traigo una receta para quiénes realmente son golosos. La he variado un poco de la original, que me la dijo una compañera del trabajo, pero la verdad es que la innovación me salió bien, ¿queréis saber de que se trata?. Os enseñamos cómo preparar esta tarta de chocolate blanco.

Tarta de chocolate blanco y mermelada de melocotón

Esta tarta de chocolate blanco es muy sencilla y rápida de preparar y como siempre, os recomienda hacerla un día antes de comerla, siempre resulta más buena con un buen tiempo de reposo.

El bizcocho bien lo podéis hacer (os digo cómo preparar uno de manera rápida) o bien lo podéis comprar en el supermercado que lo venden ya redondito y laminado, como el que yo utilizo para hacer la tarta de tiramisú.

Porción individual de la tarta de chocolate blanco

En esta ocasión, he utilizado mermelada de melocotón para combinarla con chocolate blanco, pero en vez de poner mermelada, podéis ponerle fresas laminadas que también os saldrá muy rica, tendrá menos calorías y el pecado por comerla será menor… jejeje.

Y como soy buena os voy a dar un consejo… si estáis a dieta, mejor la dejáis para otra ocasión o si no, luego ir a dar un buen paseo para “quemar” parte de las calorías ingeridas, la verdad que poco calórica no es, no os voy a mentir… O bien, si tenéis un truco para mantener la cremallera cerrada, ¡podéis compartirlo con todos nosotros!.

tarta-chocolate-blanco-porcion

Yo tengo un problema, lo confieso: conforme me hago más mayor, más me gusta el chocolate… y además, desde pequeñita me ha gustado el chocolate blanco por encima de cualquier otro… Imaginaos entonces mi gusto por esta tarta de chocolate blanco, es una gran y dura tentación.

Ingredientes para la tarta de chocolate blanco

Ahora os pongo los ingredientes separados tanto para el bizcocho como para la mezcla:

Para el bizcocho

  • 4 huevos
  • 150 ml de harina de repostería
  • 150 ml de azúcar blanco

Para la mezcla de la tarta de chocolate

  • 250 gr. de chocolate blanco
  • 75 ml de nata líquida de montar
  • zumo de naranja
  • mermelada de melocotón

tarta-de-chocolate-blanco-sola

Pasos para la tarta de chocolate blanco

Cómo hacer el bizcocho

1. Batir bien los huevos junto con el azúcar hasta obtener una crema blanquecina y con su tamaño aumentado el doble. Yo he utilizado unas varillas eléctricas y lo he batido aproximadamente 5 minutos.

2. Una vez esté bien batido, echamos de golpe la harina y movemos con una espátula con movimientos envolventes para que no se baje el volumen de la mezcla anterior.

3. Cuando esté todo bien integrado, engrasamos el molde (desmoldable) donde lo vayamos a hornear y le ponemos también un poco de harina espolvoreada por todo, dando pequeños golpes por alrededor del molde para que se enharine todo bien.

4. Precalentamos el horno a 175ºC y horneamos durante 35-40 minutos.

5. Dejamos que enfríe sobre una rejilla y cuando esté frío del todo, lo desmoldamos.

Cómo preparar la tarta

1. Lo primero que he hecho es cortar el bizcocho por la mitad, aunque para este paso mejor os aconsejo hacer en dos el bizcocho, ya que cuando lo cortáis, no queda muy regular el corte…

2. En un cazo ponéis el brick de nata líquida y, antes de que empiece a hervir, le añadís el chocolate blanco (troceado) y vais removiendo poco a poco hasta que se deshaga todo. Este paso se hace bastante rápido, la verdad. Una vez esté todo derretido, apagamos el fuego, apartamos y lo dejamos enfriar.

mezcla de la nata con el chocolate blanco

3. Mientras tanto, empapáis el bizcocho con leche y un poco de café (yo he utilizado descafeinado). No lo tenéis que empapar todo ya que se os llegará a romper, pero si con una cuchara un poco por todo, para que no esté seco.

Bizcocho mojado con leche y café descafeinado

4. Ahora, en una de la mitades que tenéis empapada, vertéis un poco de la mezcla obtenida del chocolate blanco con la nata y con la cuchara, lo vais esparciendo por todo. A continuación, añadís la mermelada de melocotón por encima.

chocolate blanco con la mermelada de melocotón

5. Colocáis la otra base de bizcocho y repetís el paso 3 y 4. Tener especial cuidado a la hora de verter el chocolate, ya que cae por los laterales y se os puede derramar un poco por la base del molde.

tarta-de-chocolate-final

6. Meter en nevera al menos 12 horas antes de consumir. Si la hacéis el día siguiente mejor, pero sino tener en cuenta que debe estar un mínimo de horas en la nevera para que repose bien.

Y aquí la receta de la semana, ¿qué os ha parecido?. Espero que os animéis a hacer esta tarta de chocolate blanco ya que es sencilla y muy rápida de preparar. Si te ha gustado el post, puedes suscribirte a nuestro blog para no perderte ninguna receta nuestra, también puedes encontrarnos en las redes sociales… ¡Búscanos, te esperamos!.

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho