Pizza casera con verduritas

De muchos es conocida las cenas de “traje” que hago con mis amigas y es que, la palabra lo dice todo, se trata de una cena en la que cada una lleva algo, y el nombre viene a raiz de lo que cada una comenta: yo traje esto, yo traje lo otro… Pues bien, en la última que hice yo llevé mi pizza casera, de verduritas, ligerita y super buena!! Y buena estaría, porque no sobró ni un trocitín para el día siguiente! Es muy fácil de hacer, con ingredientes que tengais por casa, muy económica y os sacará de algún que otro apuro en cualquier cena improvista que tengais!


Ingredientes

Para la masa
Hay dos maneras de hacerla, podeis optar por una de las dos porque no importa para el resultado final.
Opción 1
Cerveza (puede ser sin alcohol en el caso de que hayan niños)
Aceite
Sal
Harina
En esta opción, se coloca en un bol tantas cucharadas soperas de cerveza como de aceite y una pizca de sal. Cuando esté mezclado, se va añadiendo la harina hasta que esté lo suficientemente consistente para ponerla en el banco de la cocina y amasarla. Si vemos que hay poca masa, haceis un hueco en medio de la masa para añadir de nuevo un par de cucharadas más de cerveza y aceite y de nuevo harina, así hasta que tengamos la masa que necesitemos.
Opción 2
Levadura de horno
Agua tibia
Harina
En esta opción, yo compro la levadura del supermercado, es un cuadradito no muy grande y para una pizza para 4 o 5 suelo usar media pastilla, que se deshace con un poco de agua tibia y se añade a la harina. Es una opción más cómoda que la anterior pero yo, siempre suelo hacerla con la primera.
Para el relleno
En la pizza, cada uno puede y suele ponerle lo que más le gusta. En esa, yo puse una variedad de verduras de temporada como son: cebolla, pimiento rojo, tomate, champiñón y berenjena. Además, de cubrila toda de queso, ¡por supuesto!
Pasos para su elaboración
1. Hacer la masa siguiendo la opcion 1 o la opción dos. Extenderla en una base de horno con un poco de harina esparcida previa, para que no se pegue o utilizar papel especial para horno.
2. Una vez la tenemos bien esparcida, colocamos tomate por toda la superficie. Yo suelo mezclar el tomate frito (tipo Solis) con tomate natural triturado, suele darle un sabor diferente y más bueno.
3.  En este paso, ya cada uno le añade lo que quiere. También está bueno ponerle piña natural a trocitos pequeños, después de ponerle el queso, como ingrediente final.
4. Hornear durante una hora y cuarto a 180ºC y… ¡listo para comer!
Recuerda compartir, hacer y difundir la receta, eso si, no os olvidéis de compartir el resultado en nuestro Facebook o este blog. Os esperamos!

Pizza de verduras

2 Comments

  1. Andrea 19 febrero, 2013

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho