Personalizar una taza con efecto marmolado

Personalizar una taza nunca antes había sido tan sencillo y es que, encontré hace un tiempo por la red una manera muy divertida de hacer una taza con efecto marmolado y que da unos resultados totalmente diferentes. ¡Es un regalo original y muy personal!.

Personalizar una taza

Sinceramente, hacía tiempo que no os enseñaba ningún DIY y la verdad, tenía ganas de compartir con vosotros alguno. Entre receta y receta, intento hacer alguna manualidad y compartirla con vosotros pero de la última que publiqué ya han pasado unos cuántos meses… La verdad es que me gusta mucho hacer cosas nuevas y originales, disfruto con ello, y en Internet hay tanto en lo que inspirarte que si tuvieses que hacer todo lo que tengo en mente, mi día tendría que tener 48 horas.

Es un regalo muy original

y rápido de preparar

Y volviendo a lo que estábamos… Lo que necesitas para prepara este DIY son cosas que seguro tenéis en casa. Si como yo sois fanáticas de pintaros las uñas cada semana de hasta tres colores diferentes, seguramente tengáis en el neceser pintaúñas que no os gusten mucho y apenas utilizáis o alguno que esté apunto de secarse. Con esta manualidad, vas a poder deshacerte de ellos y encima, por si fuera poco, con un resultado muy divertido.

Personalizar una taza

Pues bien, lo único que necesitaréis para para personalizar las tazas y darles un efecto marmolado es lo siguiente…

  • pintaúñas
  • recipiente de plástico
  • agua
  • palo de madera (u otra cosa para mover)
  • taza

Tres sencillos pasos para personalizar tu taza…

Materiales necesarios para las tazas marmoladas

Lo primero es poner en el recipiente agua para echar el pintaúñas, pero no llenéis todo el recipiente con agua. Una vez esté con agua, echáis el pintaúñas del color o colores que más os apetezca. Podéis probar de mezclar dos colores que contrasten entre ellos y ver así, qué tal os parece el resultado. La taza os aconsejo que sea de porcelana y blanca, al ser de este color claro, cualquier otro que pongáis sobre él resaltará muy atractivo y siempre quedará mejor visualmente.

Colocar pintauñas en el agua

Cuándo pongáis el pintaúñas, con un palillo moverlo por todo el agua un poco rápido, ya que se os quedará una película de la laca del pintaúñas sobre el agua que es difícil de deshacer, pero es normal, no es que lo estéis haciendo mal.

Con un palillo, mover la pintura

Ahora cogemos la taza y de una extremo a otro del agua, la vamos girando mientras se va imprimiendo el color… Este paso es el más complicado, ya que se os quedarán gotas del pintauñas que con la ayuda del palillo, podréis quitarlas fácilmente.

Pasar por el agua la taza

Tachán!! , ya tenéis vuestra taza personalizada. Si no os gusta cómo os ha quedado no os preocupéis, con un poco de algodón y quitaesmalte podéis quitar todo el color de la taza y volverla a hacer, así de sencillo. Eso sí, a la hora de fregarla os aconsejo que no la pongáis en el lavavajillas y que sólo frotéis por dentro, para que no pierda el color.

Yo he aprovechado hacer este DIY para regalarle la taza a una amiga que tengo embarazadísima y que le encantó, asi que, si tienes que hacer algún detallito y te gusta, como a mi, innovar y hacer cositas con tus propias manos, ésta taza personalizada con pintaúñas es ideal, ¿no te parece?.

Espero que os haya gustado y qué lo compartáis. ¡Nos vemos en el próximo post!.

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho