Para los adictos al queso… Flan de queso

Hace semanas que no me he pasado por el blog, demasiadas, pero es que entre unas cosas y otras, poco respostería he cocinado, aunque no por ganas, todo sea dicho! Pues bien, hoy me he levantado, me he puesto las mallas y las zapatillas y me he ido a la playa a pasear (placeres de mi vida) y estando allí me he dicho “ya va siendo hora de hacer algo, no?” asi que, me he puesto manos a la obra y aunque me ha pillado un poco el tiempo para ser el postre de la comida, he podido prepararlo para la merienda!

Todos los que me conocen saben cuánto me gusta el queso, la gran mayoría de mis comidas van acompañadas de el, y por mi y por todos a los que también les gusta (que yo sé que sois muchos) va esta receta, a quién no le guste, que también los hay, se puede hacer igualmente pero sin el queso, así de sencillo!

Ingredientes
3 huevos
500 ml. de nata líquida (de la que puedes montar)
4 cucharadas de azúcar
150 gr. de queso rallado (yo he rallado media cuñada de queso que tenía en casa, concretamente de Entrepinares)

Pasos para su elaboración
1. Rallamos el queso. Una sugerencia es que si lo vais a rallar vosotros, los hagais con el agujero finito del rallador, yo lo he hecho con el más gordo y el queso se queda demasiado grande y ancho, el otro más pequeño, para este tipo de recetas, irá mejor.
2. Mezclamos los huevos, el azúcar y la nata en un bol, batiendo con un tenedor es suficiente, no hace falta utilizar la batidora.
3. A la mezcla anterior añadimos el queso rayado y volvemos a batir con la ayuda del tenedor.
4. Dejamos reposar esta mezcla y mientras, si no tenemos el caramelo líquido para poner en la base del molde, lo podemos hacer nosotros aunque yo aconsejo comprarlo. En mi caso, como no tenía y no me apetecía mucho bajar al super, lo he hecho casero para ello necesitas: 4 cucharadas soperas de azúcar, una de agua y un chorrito de limón. Todo esto, mezclado en una sartén antiadherente removiéndolo hasta que esté doradito y una vez lo esté, se saca y se deja un par de minutos.
5. Ponemos en el molde y cuando el caramelo se haya puesto duro, un par de minutos más, vertemos la mezcla anterior.
6. Con el horno precalentado a unos 180ºC, colocamos una bandeja cubierta de agua con el molde donde tenemos el flan y horneamos unos 30 minutos.
7. Dejar enfriar y meter en la nevera.
8. Desmoldar el flan cuando vayamos a servirlo.

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho