Pan de pepitos con pisto

Se acerca mi cumpleaños y como me encanta tener invitados para cenar en casa, organicé una cena el pasado viernes con mis amigas y sus respectivos novios, adelantándome casi a mi fecha, pero así de paso nos conocíamos todos, que todavía no habíamos coincidido. Pues bien, para la ocasión, y ya que los 31 años que voy a cumplir lo requieren, preparé un menú que constaba de pan de pepitos con pisto de tomate, mejillones rellenos, tortilla de patatas y ensalada de canónigos con bacón fileteado y queso de cabra. 

Pan de pepitos con pisto de tomate

Este pan de pepitos en mi casa, comúnmente lo llamamos Pepitos (a secas) y los mejillones son una especialidad de mi madre. Hace tiempo que tenía ganas de prepararlos y compartirlo con vosotros. ¡Espero que os gusten!. No se trata de una receta complicada de realizar, lo único que es bastante laboriosa, te pasas parte de la mañana preparándolos, por el pisto, pero es sencilla de hacer y no resulta cara, ya que únicamente lleva los ingredientes del pisto y el pan de pepitos que los puedes comprar en Mercadona. Yo preparé 12, contando que cada uno puede comerse dos, pero la verdad es que llenan bastante y la gente, de normal, con uno se queda bien, contando con que hay más comida en la mesa, claro.

No todo el mundo los ha comido y cuando los pones en la mesa, la gente siempre suele pregunta qué es, les dices que Pepitos y que además, tengan cuidado cuando se los coman porqué llevan palillo. A mi se me olvidó comentar este pequeño detalle, menos mal que no tuvimos ningún percance importante… Asi que si los haces, la sorpresa entre tus invitados está asegurada.

Bueno, vamos a ponernos a ello. Los podéis hacer de un día para otro que también están buenos y una vez están fríos, los podéis calentar en el horno a baja potencia, vigilando que no se quemen. A mi me gusta más que calentarlos en el microondas que deja el pan más blando.

Ingredientes para hacer el pan de pepitos con pisto

12 pepitos
12 palillos
Para el pisto:
1 pimiento rojo
2 pimientos verdes
1 cebolla
1 lata de tomate triturado (yo la puse de 800 gr.)
1 tomate natural rallado
2 latas de atún
3 huevos
Sal
Azúcar
Aceite de girasol
Para el rebozado:
2 huevos batidos
Aceite de girasol

Pasos para hacer los pepitos

1. Lo primero de todo es hacer el pisto, ya que luego se tiene que enfriar para poder rellenar el pan de pepitos: trocear el pimiento rojo, los pimientos verdes y la cebolla. Hacerlo todo en una sartén con aceite de girasol bien caliente. Con la ayuda de una paleta de madera movemos bien toda la verdura y dejamos que se haga (sin que llegue a dorarse).

Pisto del pan de pepitos

2. Una vez la verdura está hecha le añadimos el tomate. A mi me gusta añadir al tomate del pisto también tomate natural, por ello, primero rallo un tomate natural, lo añado, y luego pongo el que he comprado triturado. Añadimos la sal y meneamos todo bien. Dejamos que se haga todo bien durante unos 30-40 minutos a fuego medio. Antes de apagar el fuego, probad cómo está el tomate, en la mayoría de las ocasiones está ácido por el tomate, por eso hay que añadirle azúcar para rebajar la acidez.

3. Ponemos a cocer los 3 huevos en agua hirviendo durante 8 minutos. Una vez estén cocidos, los pelamos y troceamos.

4. Cuando el pisto de tomate está hecho le añadimos el huevo troceado y las dos latas de atún, lo mezclamos todo deshaciendo el atún bien. Dejamos a un lado el pisto que ya está listo para el relleno del pan de pepitos.

Pisto del tomate con atún y huevo

5. Cortamos la punta de un pan de pepito y le quitamos la molla del pan de dentro, tanto de la punta del pan como del resto, con la ayuda del dedo poco a poco. Os lo enseño en la fotografía siguiente para que lo veáis mejor. La punta hay que vaciarla un poco para rellenarla también de pisto de tomate. Es muy importante que cuando cortéis la punta de un pepito, la coloquéis con su pan, ya que sino a la hora de cerrarlos no casarán bien y no os quedarán bien, es decir, ¡cada oveja con su pareja!.

Pepitos preparados para rellenar de pisto

6. Ahora hay que rellenar el pan de pepito con la ayuda de una cuchara pequeña. Cada vez que introduzcáis la cuchara dentro del pepito hacer un poco de presión en el tomate para que se rellenen bien, ya que sino os pueden quedar secos de tomate y no estarán tan buenos. También hay que rellenar la punta que hemos cortado del pan de pepitos, como he comentado en el punto anterior. En la foto que os muestro lo veréis mejor.

Cómo rellenar el pan de pepitos

7. A medida que los vayáis rellenando de pisto ponerles el palillo. Hay que pincharlo un poco en diagonal atravesando desde la punta al resto del pan, dejando que la punta del palillo asome por la punta del pan, más que nada para que se vea el palillo cuando se vaya a morder el pepito.

Pan de pepitos antes de rebozarlos

8. Una vez los tengáis todos montados, batir los dos huevos y poner a calentar en una sartén el aceite de girasol para freírlos. A la hora de freír cada uno tenemos nuestra manía en cuando al aceite que se utiliza, personalmente utilizo el de girasol para freir, pero también se puede utilizar el de oliva, da el mismo resultado. Para esta receta únicamente hay que rebozarlos con huevo, no hace falta pasarlo por pan rallado. Una vez estén dorados, sacarlos de la sartén y ponerlos en un plato con papel de cocina, así absorven el aceite sobrante de freirlos. Dejarlos enfriar un poquito antes de servir y… ¡listos para comer!.

Pues con esta receta termino la semana, para que os animéis a prepararla durante estos días y compartáis cómo os han quedado y dejéis vuestro comentario. Si os ha gustado, no dudéis en compartirla, ¡nos vemos en Facebook, Twitter, Pinterest y Google+!

2 Comments

  1. Cocina de emergencia 27 enero, 2015
    • La pizca justa 27 enero, 2015

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho