Cuenquitos de chocolate

Hace un tiempo descubrí la web de una chica gallega, La receta de la felicidad, que hace cosas deliciosas. Pues bien, leí una sencilla receta para hacer unos cuenquitos de chocolate para acompañar la fruta, que siempre, es una combinación perfecta! Como soy amante 100% del chocolate blanco, decidí probar también con este, aunque la forma para trabajarlo es más complicada ya que, por la cantidad de leche que contiene, en más difícil de manejar que el negro, pero más bien o más mal, me salió algo decente!

La receta es muy simple, sólo necesitas unos cuantos globos de los de pesetas ¿os acordáis de esos pequeñitos? y chocolate negro y blanco, en el caso de que queráis probar también con este último. Tengo que decir que intentando hinchar los globos, hasta me mareé, y es que, los pequeñitos son bastante complicados de hinchar asi que, recomiendo solicitar ayuda o bien, hacerlo poquito a poco 😉
Otra cosa de la que os tengo que advertir es que, al igual que comenta SandeeA en su web, cuando colocas el globo dentro del chocolate derretido, si éste está muy caliente… imagínate! con el chocolate blanco me explotó un globo y la cocina, yo e incluso el perro, nos llenamos de chocolate! asique, aseguraros que esté frío. Otra cosa que hice cuando “suqué” el globo en el chocolate fue girarlo de forma no uniforme, así me quedaron los cuencos como se ve en las fotos, en forma de onditas cada uno diferente y este es el resultado…

Ingredientes
Chocolate negro
Chocolate blanco
Globos pequeños
Fruta al gusto

Pasos para su elaboración
1. Hinchar los globos dependiendo del chocolate que tengamos.
2. Derretir el chocolate en el microondas en un recipiente óptimo para ello.
3. Con la ayuda de una cuchara pequeña, poner gotitas de chocolate, un poco separadas, por toda la superficie de papel para horno (esto hará de base del cuenco).
4. Dejar enfriar el chocolate restante para que no os pase como a mi, que os explote el globo!
5. Pasar cada globo por el chocolate para que se cubra desde la mitad hacia abajo.
6. Colocar cada globo con chocolate sobre la gotita.
7. Dejar enfriar en la nevera para que se más rápido.
8. Para servir, explotar el globo y quitarlo, aunque poco a poco, el globo se despega él solo. Si lo hacéis un día de mucho calor, se os puede llegar a derretir como me pasó.
9. Colocar la fruta al gusto y a disfrutar!
Cuencos de chocolate

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho