Bizcocho de manzana fácil

Hoy os quiero presentar un bizcocho de manzana fácil que hice la semana pasada a raíz de celebrar mi cumpleaños (os confieso que he cumplido 31 años…). Nunca me han gustado los números impares, la verdad, pero no sé porqué pero creo que este va a ser un buen año, igual que lo fue el pasado, ¡ya os iré contando!.

Bizcocho de manzana fácil

La receta que os propongo se trata de un bizcocho muy jugoso en el que el principal truco está en el rato que hay que dejar las manzanas reposando con el azúcar y la canela. Esto es porqué las manzanas le dan al bizcocho una textura tierna y esponjosa gracias al jugo que sueltan mientras reposan hasta el final de la receta. ¿Lo malo de todo? Pues que no vas a poder comerte sólo un trozo del bizcocho, ¡te lo aseguro!.

Este bizcocho de manzana fácil es ideal para merendar, también para el desayuno aunque a mi, personalmente, no me gusta mojar en la leche un bizcocho que tenga trozos de fruta… Pero seguramente que a más de unos de vosotros sí. Como lleva manzana también es una buena manera de comer fruta para alguien que no sea muy amante, es una manera de disfrazarla y comerla.

Si tengo que ponerle una pega a la receta sería la dificultad que tuve con el molde. Para hacer el bizcocho de manzana utilicé un molde redondo desmoldable, de aproximadamente 18 cm, pero la masa subió demasiado y a la hora de sacarlo, se deshizo un poco. Eso fue porqué al subir el bizcocho, se esparció un poco por el borde y cuando intenté desmoldarlo se había pegado la masa al borde del molde…

He de confesar que cuando puse la mezcla en el molde, ya pensé que iba a pasar algo parecido, ya que se habían quedado sólo dos dedos de distancia desde la superficie de la masa del bizcocho hasta el borde, pero aún así, puse toda la masa… ¡mea culpa!. Por eso, si intuís que hay demasiada masa, hacedme caso y no ponerla toda para que no os ocurra lo que me pasó a mi.

Quitando ese pequeño percance, el bizcocho de manzana fácil estaba realmente bueno, esponjoso y es apto para quiénes no quieran tener cargo de conciencia al comerlo, sus ingredientes son sanos sanotes y no lleva excesivas calorías como si fuese de bizcocho de chocolate. Además, lleva fruta, buena para el corazón, ¿qué más se puede pedir?.

Ingredientes para el bizcocho de manzana

4 manzanas Golden
4 huevos
400 gramos de azúcar blanco
5 cucharadas más de azúcar blanco (aparte de la cantidad anterior)
200 gramos de harina integral
145 gramos de harina normal
230 ml de aceite de girasol
El zumo de 1 naranja pequeña (o media grande)
Un poco de mantequilla para engrasar el molde
2 cucharaditas de levadura (yo utilizo siempre la Royal)
1 cucharada de canela
Una pizca de sal
2 cucharaditas de esencia de vainilla

Pasos de elaboración del bizcocho de manzana fácil

1. Pelar y cortar las manzanas en trozos pequeños, y no muy gruesos. Yo hice los trozos demasiado grandes, hacedlos más pequeñitos para que no os queden como a mi. Ponerlas en un bol y espolvorearlas con las 5 cucharadas de azúcar y la cucharada de canela. Deja reposar las manzanas.

Manzana con azúcar y canela

2. Ahora hay que tamizar la harina normal y la integral, la levadura y la sal. Para quiénes no sepan cómo tamizar la harina os pongo la fotografía, pero básicamente es pasarla por un colador, para que se haga mucho más fina y quede como si fuese polvillo. Con la ayuda de la mano darle golpecitos al borde del colador y así va cayendo la harina tamizada.

Tamizar la harina

3. Poner en un bol el aceite de girasol, el zumo de la naranja exprimida, la esencia de vainilla y el azúcar. Mezclar todo bien y añadir los huevos, uno a uno, mientras continuáis removiendo la mezcla. Una vez esté todo mezclado, añadís la harina que hemos tamizado previamente junto con la levadura, y mezcláis bien hasta que se os quede una masa homogénea.

4. Precalentar el horno a 170º C.

5. Engrasar un molde (en la receta original dice de 20 cm) con mantequilla. Hacerlo por todo bien para que no se os pegue el bizcocho cuando lo vayáis a desmoldar.

6. Rellenar la mitad del molde con la masa del bizcocho y añadir la mitad de las manzanas; volver a poner mezcla de bizcocho y colocar por encima el resto de manzanas.

Manzana con azúcar y canela

7. Ahora viene lo complicado… y es que, en cada horno este bizcocho (como cualquier otro) tiene una duración diferente para hacerse. Yo lo tuve 1 hora y 40 minutos hasta que se hizo, pero si me despisto casi se me quema, asi que a partir de los 80 minutos veis pinchando el bizcocho con un cuchillo y cuando salga seco, apagáis y sacáis del horno.

8. Lo podéis espolvorear con azúcar glass para que la presentación quede mejor y listo, a disfrutarlo! Ya veréis como os va a gustar y desde luego, no es complicado de hacer este bizcocho de manzana fácil, pero si un proceso largo de cocción. Ah! y que conste que en la última fotografía que os pongo las manzanas azúcaradas con canela parecen patatas bravas, ¡pero no lo son!.

Espero que os guste y os animáis a hacer la receta. Por cierto, no quería despedirme sin decir que ésta receta la encontré hace unos días navegando por blogs hasta dar con The Sweetest Taste, una chica repostera con quién, leyendo sobre ella, me sentí bastante identificada, todo sea dicho. ¡Hasta la próxima!

One Response

  1. Sole 25 abril, 2015

Deja un comentario

¡Sígueme en Facebook!Seguir

Suscríbete a La Pizca Justa

Podrás descargar recetas en formato digital para llevar donde quieras ;)

Descarga el eBook de las mejores recetas de bizcocho